Please ensure Javascript is enabled for purposes of website accessibility
domingo, septiembre 26, 2021
  • Central
  • Opinión
  • Regionales
  • Mi Comunidad
  • Saludable
  • Testimonios
  • En Números
  • Innovación
Inicio Testimonios Francheska Segura: “la vecina” de los pacientes del Hospital Hugo Mendoza

Francheska Segura: “la vecina” de los pacientes del Hospital Hugo Mendoza

Un ejemplo de amor por la pediatría y trato humanizado

Santo Domingo.- El Hospital Pediátrico Doctor Hugo Mendoza (HPHM) cuenta con alrededor de doscientos pediatras, profesionales de la salud que trabajan en la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades y lesiones en los niños, para contribuir con su adecuado crecimiento y el desarrollo.

La doctora Francheska Segura Carrasco, conocida entre los pacientes y el personal del Hugo Mendoza como “la vecina”, forma parte del equipo que día a día hace su mejor esfuerzo para proveer atención en salud digna a los pacientes.

Al referirse al apodo con que se le conoce en el centro, cuenta que todo comenzó un día que una madre se impacientó y le dijo “vecina, ¿qué le pasa?”, y hasta el sol de hoy, los usuarios, el personal médico y enfermeras usan este mote para referirse a ella.

Desde niña quiso ser pediatra, y es su amor por la profesión el motor que la mueve a ofrecer un servicio de calidad y dar siempre un trato humanizado a sus pacientes, “no sabía exactamente el significado del término pediatra o pediatría, lo que si sabía es que era el médico de los niños, todos los años pedía juguetes de doctora”, afirma.

Como era de esperarse, al momento de elegir una carrera se inclinó por la medicina, estudió en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, se graduó de doctora en medicina en el año 2007 y de pediatra general en 2014, en el Hospital Luis Eduardo Aybar. Desde esa fecha, labora en el HPHM.

Para Segura Carrasco los niños son lo mejor del mundo, “dan patadas, lloran, muerden, pero luego te abrazan. Ellos no recuerdan que tú lo atendiste, que le pusiste un baja lenguas, que lo mandaste a inyectar”, expresa.

Su amor por el Hospital Hugo Mendoza

Trabajar como pediatra en ese establecimiento de salud le causa felicidad, “a mí me gusta mi Hugo, porque aquí puedo resolverle a mis pacientes, cuento con el apoyo de las especialidades, las subespecialidades, los equipos, aquí yo lo tengo todo”, asegura con emoción.

Yo no tengo quejas de mi hospital, he sido valorada y escuchada. Cuando yo me acerco a la doctora, a cualquier gerente, a mi jefe inmediato que es la doctora Lapaix, me siento como si estuviera en una familia. Eso hace que uno trabaje contento”, sostiene.

Segura es una líder en su equipo. Mantiene muy buenas relaciones no solo con sus pacientes sino también con sus compañeros de trabajo y superiores.

El milagro más grande que ha vivido

Aquí tuvimos hace un tiempo un niño de un año que lo trajeron convulsionando a la Emergencia, pocos minutos después no tenía signos vitales. A pesar de la intervención del equipo para su reanimación, este no respondía, tras agotar todo el proceso íbamos a entregar su cuerpecito, en ese momento el niño levantó los dos bracitos, luego de eso duró tres días en cuidados intensivos, su recuperación fue progresiva. Pasó a sala hasta su recuperación, hoy tiene tres años. ¡Ese es el milagro más grande que yo he vivido!”, cuenta emocionada.

Continúa formándose

Yo no paro de estudiar. Aproveché la pandemia e hice tres diplomados, estoy pensando hacer Medicina Crítica. Uno tiene que seguir, el médico debe mantenerse actualizado. A nivel personal”.

Ha realizado varios diplomados, entre los que se encuentran Urgencias pediátricas, Nutrición, Hepatología y Nutrición Pediátrica, Gerencia y Gestión Hospitalaria y el curso taller de Planeaciones Estratégicas y Operativas Hospitalarias.

Recomendaciones a los futuros pediatras

A los que estudian medicina les recomienda que tengan amor por la profesión y que no se rinda ante los desafíos que se puedan presentar. “Es una carrera de mucho sacrificio, de mucha entrega, tu dejas a tus hijos enfermos, a tu familia y vienes a atender otros con la cabeza allá, pero trabajando aquí”, manifiesta.

Recomiendo estudiar medicina, a mí nadie me quitó mi sueño. Alguien tiene que seguir, alguien tiene que sacrificarse. Si lo van a hacer con amor que sigan la medicina, necesitamos que atiendan a nuestros hijos y nietos y a nosotros cuanto estemos viejitos”, sostiene.

Este 20 de abril, Día Nacional del Pediatra, el Servicio Nacional de Salud se enorgullece de contar con un equipo   de profesionales capacitados que, al igual que Francheska Segura, trabajan siempre con amor y esmero para garantizar atención en salud oportuna y de calidad a los niños, en los centros de la Red Pública.

¡Feliz Día Nacional del Pediatra!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¡LÁS MÁS VISTAS!

SNS entrega alrededor de RD$20 millones en equipos a seis centros Santo Domingo

Santo Domingo. -El director ejecutivo del Servicio Nacional de Salud (SNS), doctor Mario Lama, aprovechó el feriado por el día de las...

Hospital Toribio Bencosme reabre área de pediatría

Espaillat -El Hospital Toribio Bencosme reabrió este viernes el área de pediatría, ahora el centro de salud tendrá  más capacidad al momento...

Entidades firman convenio para llevar salud mental a privados de libertad

Santo Domingo.- Interesados en fortalecer la atención en salud mental que reciben las personas privadas de libertad, los titulares del Servicio Nacional...

Nace bebé en perfecto estado tras realizar amniodrenaje en Hospital de la Mujer

Santo Domingo. - Una bebé de 38 semanas de gestación nació en perfecto estado de salud, con un peso de 6 libras y...

COMENTARIOS RECIENTES